• i.work Cemento y conglomerantes
  • i.work TECNO 32,5 N

  • CEM II/B-M (V-L) 32,5 N
  • i.work TECNO 32,5 N es un cemento portland compuesto, de resistencias mecánicas medias. Según la norma UNE EN 197-1:2011, es el cemento común denominado CEM II/B-M (V-L) 32,5 N.

Disponible en

  • Envase 25 kg, Palé retractilado

  • Palé retractilado. Málaga: 1.600kg (64 sacos de 25kg)/ Añorga: 1.400kg (56 sacos de 25kg)

  • Granel

Versiones

  • N

  • Color Gris

Descripción del Producto

i.work TECNO 32,5 N es un cemento portland compuesto, de resistencias mecánicas medias. Según la norma UNE EN 197-1:2011, es el cemento común denominado CEM II/B-M (V-L) 32,5 N. 
i.work TECNO 32,5 N se produce en las fábricas de Málaga y Añorga, y se suministra tanto a granel como en sacos de 25 kg, apilados sobre palés con 64 sacos (1600 kg) en Málaga y sobre palés con 56 sacos (1400 kg) en Añorga. Ambos protegidos con lámina retráctil.

 

 

Ventajas

Al tener tiempos de inicio y final de fraguado suficientemente dilatados, i.work TECNO 32,5 N proporciona un mayor plazo de trabajabilidad.
 
i.work TECNO 32,5 N posee un moderado desarrollo inicial de resistencias que se recuperan o mejoran a largo plazo y un moderado calor de hidratación lo cual contribuye a limitar el efecto de fisuración por retracción.
 

Datos Técnicos


Características esenciales Cumplimiento de la prestación Especificaciones técnicas armonizadas
Cementos comunes: componentes y composición CEM II B-M (V-L) EN 197-1:2011
Resistencia a compresión (inicial y nominal) 32,5 N
Tiempo de fraguado Cumple
Estabilidad de volumen: Expansión Cumple
Contenido de SO3 Cumple
Contenido en Cl- Cumple

 

Características

 

Aplicaciones:

  • Obras de hormigón en masa incluso en grandes volúmenes, que requieran un moderado calor de hidratación para conseguir poca retracción.
  • Prefabricación con tratamientos higrotérmicos.
  • Trabajos de albañilería y morteros.
  • Mejora y estabilización de suelos, fabricación de suelo-cemento y grava-cemento.

 

Puesta en obra:

  • Curar adecuadamente el hormigón, en especial en climas fríos o con temperaturas bajas, evitando al máximo la desecación prematura y empleando productos de curado si fuera necesario.
  • Es responsabilidad del usuario el verificar la idoneidad de uso de los distintos aditivos de hormigón.
  • Almacenar en sitio fresco y seco.

 

No recomendable:

  • Hormigones de altas resistencias mecánicas.
  • Hormigón pretensado.
  • Medios con agresividad química:
    • Aguas puras, carbónicas, residuales e industriales.
    • Sulfatos, yesos, cloruros, ácidos y materia orgánica.
    • Agua de mar o ambientes marinos.
  • Hormigonado en tiempo de heladas.
  • Hormigonados que requieren un descimbrado o desencofrado rápido.